Aceite de monoï

El aceite de monoï es sinónimo de sol, playa y bronceado. Pero a pesar de que estamos llegando al final del verano te recomendamos aprovechar sus propiedades nutritivas para el cabello.

La mezcla de las grasas de las flores de tiaré junto con el aceite de coco puro de Tahití, tienen propiedades nutritivas, hidratantes y regeneradoras, ideales para tratar el pelo seco y dañado. Aparte de mejorar su calidad y consistencia, previene la pérdida de las proteínas y aporta gran cantidad de vitamina E, que actúa como antioxidante y es esencial para su crecimiento.

Para obtener resultados es necesario aplicar el aceite en las puntas capilares por mínimo 30 minutos hasta que se absorba completamente. Posteriormente cubrirlo con una toalla o una gorra de baño para generar calor y enjuagarlo con agua tibia. ¡Verás el resultado!

Compartir:

You May Also Like