Este 18 del 21 y la cueca larga

Este 18 del 21 y la cueca larga

Por
Lorena Valdebenito Carrasco

Este 18 de septiembre nos invitó, como todas las festividades, a recrear los sentidos a través del deleite de la comida, el disfrute de la música y el baile, siendo afortunadas y afortunados de poder hacerlo, quizás, de mejor forma este año en comparación con el 18 de septiembre del año pasado.

Si nos preguntamos ¿qué recuerdos tenemos sobre el 18 de septiembre? ¿Cómo eran los 18s de septiembre de nuestra infancia? Por supuesto nuestra memoria afectiva de inmediato se reactivará y recordaremos una celebración en familia con “chilenitos”, empanadas “de pino”, “anticuchos”, entre otros y, por cierto, todo el mundo esperando que no llueva. En este contexto, sin duda también recordaremos la importancia que tenía la música y en definitiva la cueca; género significado como el que más nos identifica al pensar en la chilenidad.

A pesar de que con el tiempo se han ido incorporando otros géneros musicales en las celebraciones de fiestas patrias, al parecer, se sigue pensando que no es posible imaginarse un 18 sin escuchar o bailar cueca. Y es que todas las cuecas son bienvenidas: la cueca chora, la cueca brava, la cueca nortina, la cueca chilota, la cueca campesina, la cueca valseada, etc.

Entre todas estas cuecas, existe la cueca larga, que, según Violeta Parra, también se llama cueca del balance, ya que su función es hacer un verdadero balance de las personas que se encuentran en ocasiones festivas y que por diferentes razones no se atreven a salir a bailar. La función de la cueca larga, debido a su extensión, es usada entonces como una instancia para motivar y motivarse a bailar.

Así, la playlist del 18 del 21 comenzó con la “Cueca la sincera”, creada por Pascuala Ilabaca, una cueca que como su nombre lo dice, es sincera, honesta, libre en cuanto a su estructura, por eso, Pascuala, recomienda: “tómala como quieras”. Luego, la selección de música hizo un recorrido por diferentes creaciones de música chilena de diferentes estilos y géneros: músicas de cantautoras y cantautores, géneros de la tradición, música de raíz folclórica, arreglos y versiones, entre otros, que se van alternando con cuecas de la tradición, para finalizar con una “cueca larga”, cuyo texto es de Nicanor Parra, musicalizado por Violeta Parra, aunque no en su totalidad, aún así, se trata de un extenso texto lírico/musical. Es probable que, por su extensión, originalmente se haya grabado en dos partes: un primer pie en un LP, en 1958, y el segundo, en otro, en 1959 (esta playlist reproduce ambos). En esta cueca, Violeta y Nicanor se unen una vez más como lo hacen en varios gestos creativos e intelectuales, esta vez para regalarnos la “Cueca larga (de los Meneses)” donde nos recuerdan que: “La libertad es libre: Viva el 18”, a modo de arenga que invita a la celebración. En este 18 del 21, las y los indecisos, después de escuchar la “Cueca Larga de los Meneses”, muchos se atrevieron a bailar y pueden hacerlo en cualquier época del año.

Compartir:

You May Also Like