Inspirado en la vitalidad y en el punto arty de Milán, cuna de la moda en Italia, Purificación García presenta el segundo chapter de la colección de otoño centrado en las prendas más formales.

Encaje, tafeta, crepe, o duchess de seda se complementa de forma puntual con detalles de plumas de marabú y pasamanería. Destaca la utilización de técnicas como el plisado.

La clave son prendas fluidas que sorprenden y pueden ofrecer distintos estilismos adaptándose a diferentes ocasiones. El volumen y el largo midi marcan la silueta, que contrasta con la idea de marcar la cintura en ocasiones con lazos a modo de cinturones o a través del patronaje.

Destaca el uso del color block y los motivos arty en algunas de las prendas más llamativas. Los colores mostaza, rojo, negro, lavanda y esmeralda.

Una colección de carácter elegante, pero que mantiene el concepto de líneas puras y actitud minimal que caracteriza a la diseñadora.

Artículos Relacionados

Compartir: