PLASMA CONVALECIENTE: EL TRATAMIENTO QUE BUSCA SALVAR A CONTAGIADOS POR COVID-19

PLASMA CONVALECIENTE: EL TRATAMIENTO QUE BUSCA SALVAR A CONTAGIADOS POR COVID-19

Por Javiera Navarrete

 

La población mundial sin duda ha sido testigo de la pandemia del virus COVID-19 puesto que, gran parte de los habitantes de diferentes países se han visto afectados; hasta la fecha los infectados han llegado a millones de personas y cientos de miles de fallecidos a nivel global.

 

El mes de junio ha traído un montón de complicaciones para Chile debido al  número de casos y decesos que han aumentado considerablemente. Según el reporte entregado por el Ministerio de Salud se informó de 232 nuevos fallecidos, la segunda cifra más alta entregada hasta el momento.

 

En razón a todo el acontecer han surgido más de 100 proyectos alrededor del mundo que están trabajando en el desarrollo de una vacuna que logre combatir esta enfermedad.

El Centro de Investigación e Información Periodística, CIPER CHILE afirma lo siguiente: “Toda nueva vacuna requiere pasar por una serie de controles para verificar que es segura y efectiva. Por ello, como lo han sostenido científicos y autoridades de Salud, una vacuna tomará al menos 18 meses, desde el inicio de la pandemia. Y sin una vacuna producida a gran escala, distribuida globalmente y administrada sin costos para la población, el virus seguirá su senda. Por otro lado, los tratamientos farmacológicos, aún en etapa de estudios, deben asegurar como cualquier otra medicina, su efectividad y no toxicidad”

 

Si bien, el panorama no es muy alentador le queremos contar que existe un tratamiento alternativo que viene a brindar la oportunidad de una posible recuperación vinculada, con la extracción de sangre y por consiguiente el plasma que se encuentra en ella; hablamos de la terapia de Plasma Convaleciente.

 

¿En qué consiste el tratamiento de Plasma Convaleciente?

El método se basa en que un paciente recuperado de COVID-19 sea sometido a una extracción de sangre en la que procedan a almacenar sus anticuerpos, luego esos mismos anticuerpos serán utilizados para combatir el virus en individuos que se encuentren en estados graves o bien, de alto riesgo.

 

Conversamos en profundidad con el jefe de Hematología de la Fundación Arturo López Pérez el Dr Raimundo Gazitúa; quien nos contó en profundidad en qué consiste el tratamiento, la efectividad que de él y los requisitos para poder donar plasma.

 

¿En qué consiste esta técnica?

Se trata de transfundir el plasma de personas recuperadas de COVID-19 a quienes hoy se encuentran en condición de gravedad o riesgo vital. La investigación, que integra el llamado a donantes, procesamiento y aplicación de plasma convaleciente de manera gratuita, busca generar un trabajo conjunto con las distintas instituciones de salud, de manera que se pueda extender el esfuerzo terapéutico a todos los pacientes en estado severo que lo requieran a lo largo de Chile.

A la fecha se han sumado Red de Salud UC CHRISTUS, Clínica Dávila, Clínicas Red Salud, ACHS, HOSDIP, Instituto de Ciencias Biomédicas y las Facultades de Medicina de la Universidad Católica, Universidad de Chile y el Hospital de Magallanes.

¿Cuál es el índice de efectividad del procedimiento?

Los resultados internacionales, han mostrado que el beneficio de aplicar plasma convaleciente tempranamente, son alentadores respecto a la mejoría clínica, tiempos de conexión a ventilación mecánica y disminución de carga viral. En ninguno de los países que actualmente aplican esta terapia y cuentan con datos publicados -inicialmente China- se han reportado efectos adversos graves. Además, es importante destacar que la plasmaféresis es un procedimiento ampliamente usado en medicina interna, intensiva, hematología y cirugía, entre otros. En la actualidad, China, Estados Unidos, Francia y España, entre otros, se encuentran aplicando esta alternativa terapéutica.

La utilización de Plasma Convaleciente representa una fuente de anticuerpos de origen humano que podría contribuir a suprimir la viremia a mayor velocidad y de, ese modo, prevenir el desarrollo de complicaciones graves y letales, acortando el período de gravedad si se instaura de forma precoz.

La terapia con Plasma Hiperinmune ha sido utilizada de manera exitosa durante más de un siglo en distintas pandemias o crisis sanitarias. La gripe española, influenza AH1N1, Ébola, SARS, y virus Hanta en nuestro país, son algunas de ellas. Su principal valor, radica precisamente en que representa una fuente de anticuerpos de origen humano que podría contribuir a suprimir la viremia a mayor velocidad y de, ese modo, prevenir el desarrollo de complicaciones graves y letales, acortando el período de gravedad.

En cuanto a la seguridad del uso de esta alternativa terapéutica, un reciente estudio desarrollado en 5.000 pacientes y  publicado por especialistas de la Clínica Mayo, la Universidad de Johns Hopkins y  la Universidad de Michigan, entre otras, sugiere que la aplicación de plasma convaleciente es segura en pacientes hospitalizados por Coronavirus, luego que sólo se reportarán 2 eventos adversos severos definitivamente atribuibles, con una tasa inferior al  0.1 %.

Esta terapia no es la cura contra el COVID-19, sí actúa como tratamiento de apoyo, y podría generar una mejora en el cuadro clínico de los pacientes. La transferencia de los anticuerpos neutralizantes, podría ayudar al control de la infección viral,  disminuir el daño tisular y la respuesta inflamatoria. En un estudio publicado el 20 de mayo, el Hospital Mount Sinai de New York, revela los primeros resultados favorables respecto a eficacia en pacientes tratados con plasma convaleciente en población grave por la enfermedad.

¿Existe un nivel de prioridades para la utilización del plasma?

La aplicación de plasma convaleciente se realiza a pacientes que se encuentren infectados por este virus en estado de gravedad. Su principal valor, radica precisamente en que representa una fuente de anticuerpos de origen humano que podría contribuir a suprimir la viremia a mayor velocidad y de, ese modo, prevenir el desarrollo de complicaciones graves y letales, acortando el período de gravedad.

– ¿Cuáles son las condiciones para que un paciente pueda donar plasma?

El propósito de este estudio colaborativo “Tratamiento Investigacional Compasivo” es evaluar el uso de Plasma Convaleciente en pacientes infectados con COVID-19, con criterios de mal pronóstico.

Una vez que se extrae la sangre del donante, se evalúan los aspectos sanitarios (enfermedades y anticuerpos desarrollados por el paciente en el curso de su enfermedad) y luego se realiza el proceso de producción del hemoderivado. El plasma obtenido se dividirá en unidades de 200 cc, las que posteriormente serán transfundidas a los pacientes graves con COVID-19. Un paciente recuperado del virus podrá ayudar a 3 pacientes infectados.

Para la obtención del plasma se efectúa un proceso de reclutamiento de Donantes, quienes podrán inscribirse a través del link www.donantecovid.cl

Posteriormente se contactarán para efectuar una consulta presencial en la que serán evaluados por miembros del equipo investigador y del Banco de Sangre inicialmente de FALP y posteriormente en otros centros de salud.

Luego se le realizarán exámenes de sangre para descartar la presencia de otras infecciones que contraindican la donación de sangre o cualquiera de sus componentes: Virus VIH, Hepatitis B, Hepatitis C, HTLV1 y 2, Sífilis (VDRL) y Chagas, verificando su estado de salud y notificando a la Autoridad Sanitaria, cumpliendo con todos los protocolos de donación de sangre.

Algunos requisitos para ser Donante de Plasma Convaleciente:

  1.   Edad entre 18 a 70 años.
  2.   Consentimiento Informado, firmado por el donante.
  3.   Diagnóstico previo de COVID-19 documentado por test de laboratorio.
  4.   Resolución completa de síntomas por al menos 21 días antes de la donación, con resultado doblemente negativo para test para COVID-19.
  5.   Resolución completa de síntomas por al menos 28 días antes de la donación, sin resultado de test asociados.

 

Es importante recalcar que este estudio, que busca extender el esfuerzo terapéutico a todo Chile, cuenta con el financiamiento  -gracias a las gestiones de la CPC y la Bolsa de Santiago- para beneficiar a 1.000 pacientes, evitando que el sistema público o privado asuma los costos de un tratamiento. La donación, como la transfusión de plasma convaleciente, no tendrá costo para el paciente.

Una vez recolectado el plasma convaleciente, se aplicará a pacientes infectados con Covid-19 en estado grave, a través de una vía venosa central. Se le administrará una unidad de alrededor de 200 cc, en un procedimiento que dura aproximadamente 2 horas y que se lleva a cabo en la cama de hospitalización.

Testimonio de un paciente recuperado

Daniela Espinoza enfermera de la Clínica Alemana, compartió su experiencia con nosotros y nos contó desde lo más íntimo lo que significó para ella verse expuesta a pacientes con COVID y finalmente dar positivo en el virus.

 

No fue fácil empezar a trabajar con pacientes COVID, a pesar de tener los elementos de protección personal, el miedo a contagiarte aumenta mucho más. Cuando me salió la PCR positiva, me asusté mucho, tenía mucha incertidumbre de lo que podía pasar conmigo y sobre todo con mi familia y lo que significaba contagiarlos a ellos” agregó la profesional de la salud.

 

Es un proceso difícil, tanto en lo físico como en lo emocional. Los primeros días me sentí muy mal, los dolores musculares y de cabeza fueron muy fuertes, pero tuve suerte porque dentro de todo, los síntomas fueron leves y fui mejorando de a poco, obviamente siempre intentando estar positiva (que creo fue lo que más me costó)”  confesó daniela.

 

¿Qué piensas sobre el tratamiento de Plasma Convaleciente? ¿Cómo profesional de la salud lo ves como una opción viable?

 

Primero es importante destacar que estamos frente a un virus que aún no tiene un tratamiento específico, por lo tanto todo está en investigación. Lo que sí existe es evidencia del uso de plasma convaleciente en otro tipo de enfermedades que han tenido buenos resultados, sin efectos adversos significativos.

 

Existen protocolos y guías de plasma convaleciente en el lugar donde trabajo (junto a personal encargado), donde hay criterios de inclusión tanto para donar como para ser posible receptor, es decir, no es un posible tratamiento para cualquier paciente que llegue a hospitalizarse como se cree, sobre todo porque los mayores beneficios se obtienen si se utiliza en una fase precoz de la enfermedad.

 

Personalmente me han tocado pacientes a los que se les ha transfundido, que han tenido una notable mejoría. Me parece una opción viable y ojala las personas recuperadas se informen para ser posibles donantes (existen criterios extra a los de una donación de sangre común) y así poder ayudar a otros.


¿Te hubieras sometido a él si las circunstancias se hubiesen dado?

Si hubiese cumplido con los criterios, si, de todas formas.

 

Como paciente recuperada ¿Descartas la opción de donar plasma? ¿Por qué?

 

No la descarto, de hecho me encantaría hacerlo pero aún no cumplo con los criterios para donar ya sea por tiempo y sintomatología.

 

Las opciones que puede entregar este procedimiento sin duda alguna se presentan como una oportunidad para aquellos pacientes que se encuentran en un estado complicado.

 

Continuamos en una lucha constante contra este poderoso virus del que poco se conoce pero, no se descarta que el tratamiento de Plasma Convaleciente sea una oportunidad para salvar vidas si es que el cuerpo del paciente lo procesa positivamente.

 

Compartir:

You May Also Like