LOCAS POR LAS FLORES: COMPLICIDAD Y HERMANDAD AL DECORAR

LOCAS POR LAS FLORES:  COMPLICIDAD Y HERMANDAD AL DECORAR

Por Javiera Navarrete

 

La decoración habla mucho de lo que somos y lo que buscamos proyectar en cada evento que organizamos. Existen variadas formas, colores y estilos para dar con el sello apropiado para la ocasión pero, lo más satisfactorio es que los invitados perciban y atesoren la dedicación puesta en dicho acontecimiento.

 

Los arreglos florales  han sido y serán uno de los elementos más utilizados para darle vida a todo tipo de celebración, puesto que brindan la posibilidad de armar un ambiente grato que transmita frescura, energía y vitalidad.

 

Conversamos con Claudia Bronstein y Ximena Herrera creadoras de un hermoso emprendimiento llamado “Locas por las flores” ellas nos cuentan la importancia que tiene una decoración floral, lo que ha significado para ellas trabajar juntas y por supuesto las claves para obtener un resultado de calidad y armonioso.

 

Claudia y Ximena amigas desde el colegio “familias gracias a las bisabuelas que eran hermanas”. Las primas-amigas fundan esta alocada aventura hace aproximadamente dos años todo “Nos bautizamos “Locas por las Flores” porque lo somos desde siempre; Claudia creció en una familia super cariñosa, cuyo lenguaje afectivo siempre ha incluido regalarse flores frecuentemente. y por otra parte Ximena veía los preciosos arreglos con que su papá anunciaba aniversarios de pololeo, matrimonio y cumpleaños de su mamá, mientras crecía con un jardín frondoso y proveedor para los floreros de la casa”

Les dejamos la conversación con estas dos grandes mujeres que han formado con mucho amor y dedicación este proyecto colorido y hogareño.

 

¿Cómo nace la idea de dedicarse a hacer arreglos florales?

Como humorada pre-navideña fuimos a una clase de Arreglos Florales con la increíble Francisca Perez. Aprendimos muchísimo la una de la otra, ya que  habíamos tomado cursos tanto en Chile como en Alemania (en el caso de Ximena que vivió por diez años allá).

En ellos descubrimos la buena mano de Claudia con las texturas y volúmenes y por otro lado el ojo de Ximena para el color y los contrastes.

Luego vino un curso completo con Carmen Selle (Club de Jardines) y otro con Romina Kaempfe (Azahar Flores), las dos además increíblemente generosas en todos los sentidos.

Pasamos de “enflorar” en la mesa de la cocina a instalar un taller formal en el garage de la casa, y a tener una estupenda lista de proveedores nacionales y de clientes encantadores, cada vez más entusiasmados con nuestras propuestas.

 

¿Cómo definirían su estilo?

Principalmente muy conversado: hablamos sobre quien lo envía y sobre quien lo va a recibir, conversamos sobre las flores que seleccionamos y gozamos poniendo la mirada en la inmensa variedad de flores y verdes con los que vamos encontrando. Nunca una composición es igual a la otra y quizás ese es nuestro estilo: singular, individual, gestual.

 

¿Qué conlleva la decoración floral  de un evento?

Primero, segundo y siempre: el ser capaces de entender a nuestro cliente, leer la emotividad de su evento y poder expresarla, ser capaces de ir más allá de sus expectativas y alegrarlo con la sorpresa, siempre basándonos en su realidad.

 

¿De dónde sacan las ideas o de dónde se inspiran para sus creaciones?

Es relativo, a veces es la personalidad del cliente, otras, el mensaje que quiere hacer llegar con nuestras flores, otras el detalle de color en un plato… ahora que lo pensamos, nuestros resultados son bastante propios, miramos más los baldes repletos de flores de nuestros proveedores, o la naturaleza misma que otras fuentes.

Sí confesamos un placer culpable: revisamos los arreglos florales en las revistas de decoración, ¡Casi con hambre de haber estado en ese shooting tijeras en mano!

¿Cómo es la dinámica que ustedes ejecutan para trabajar?

Revisamos los encargos, conversamos y planeamos los conceptos para cada cliente, luego de ello realizamos presupuestos y hacemos los pedidos y reservas. En cuanto llegan nuestras flores, las preparamos, sacamos nuestras queridas tijeras verdes y nos ponemos manos a la obra. Quizás el momento más decisivo es el término. Es cuando pasamos del proyecto a la realidad, cuando vemos si esa composición es tan interesante o vibrante como la queremos. Luego raffia, papel y a volar!

 

¿Cuál es la herramienta esencial para llevar a cabo un arreglo floral?

¡Nuestras tijeras verdes regalonas! Y esa mirada tan singular que compartimos al trabajar juntas.

 

¿Con que flores les acomoda o gusta trabajar más? ¿Tienen alguna favorita?

¡Es imposible contestar esa pregunta!

Cada flor ofrece posibilidades insólitas e infinitas, si miras por ejemplo, lo que es una composición “Ikebana”, se puede lograr un alto impacto con una flor silvestre. Nos gusta mirar y elegir la flor incluyendo su gracilidad, el movimiento que pueda aportar desde su tallo, su inclinación y por supuesto su colorido. Más que favorita, la Ximena diría que las Colas de Zorro serían un desafío.

 

 

¿Tienen algún evento favorito o algún trabajo del que se hayan enamorado?

Nos enamora la diferencia abismal que producen nuestras flores en las oficinas que contratan nuestras suscripciones. Es darle vida instantánea y a gritos a un espacio. Pero si hay que elegir UNO, para Ximena, sería el primer ramo de novia. Ver como Claudia eligió una de las anémonas, pensando en los efectos de color entre ellas, fue una ceremonia, luego entregarlo y emocionarse junto con la novia que lo recibía ¡INOLVIDABLE!

Por otra parte, uno de los primeros eventos -una comida- para la que habíamos desarrollado un concepto “correcto” y agradable; de pronto descubrimos un puñado de florecitas naranjas sobrantes de otro encargo. Nos preguntamos ¿lo ponemos? y fue la pregunta del Millón ya que la loza tenía unos mini puntitos naranjos, con lo que todo se ensambló de manera orgánica, si lo hubiéramos planeado no resulta….

 

¿Cuáles son las proyecciones para este 2020?

“¡Seguir enfloreando!” Y en florear con sentido: estamos recibiendo la gran mayoría de nuestras flores de una cooperativa de Comercio Justo (Fair Trade) que agrupa varios productores chilenos. Una de las ventajas para nuestros clientes es que las flores duran unos cuantos días más ya que han sido cortadas para nosotras y nos llegan sin pasar por el terminal, con lo que se garantiza frescura y entrega directa.

Una buena decoración y la elección correcta de las flores dicen más que mil palabras, puede cambiar el ambiente del sitio completamente por ende todo dependerá de la creatividad del decorador floral ya que podrá llegar a convertir un espacio vacío en una zona colorida llena de texturas y aromas dignas de una ceremonia especial.

Para más información:

www.locasporlasflores-cl.shopify.com

+569 92368115 – +569 73975457

Instagram @locasporlasflores

 

Compartir:

You May Also Like